Receta de caracoles
Dificultad


>5

Bajo

Receta de caracoles

El secreto de una buena receta de caracoles está en su limpieza y en sus especias, es fácil pero cada uno tenemos nuestros secretos y casi todos tienen casi los mismos ingredientes.

Aquí en Sevilla es una tapa muy popular, es raro el bar que no los sirve acompañado de una cerveza bien fría jejeje, una ricura. Yo os comparto la forma que suelo hacerlo, en casa tenemos gustos diferentes y yo mato dos pájaros de un tiro (dicho popular de mi tierra) pues, como comentaba los hago con el caldo andaluz y en salsa, así cuando los cocino, suelo hacer una cantidad considerable para degustar con los amigos, también se pueden congelar por raciones y degustarlos cuando nos apetezca.

Se necesita un poquito de paciencia para este guiso pero, merece la pena y que mejor que cocinarlos para los tuyos a conciencia, tanto en limpieza como en ingredientes. Como siempre os comparto la receta a mi manera ya que de tantas veces hacerlos, tengo mis medidas, mis truquitos que gustosamente los comparto con ustedes.

Ingredientes principales

  • 2 kg de caracoles.
  • 8 cucharadas soperas de especias reunidas.
  • 2 cucharada sopera de comino molido.
  • 2 cabeza de ajos.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 o 3 cayena según el punto de pique.
  • Sal.
  • Hierbabuena.

Ingredientes para la salsa

  • 6 dientes de ajos.
  • 2 cucharadas de harina o 2 rebanadas de pan si os gusta mas.
  • 1 cucharada de comino molido.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • Un vaso de aceite de oliva ( 125 ml).
  • Un vaso de vino blanco ( 125 ml).
  • Cayena.
  • 3 cucharadas de salsa de tomate.

caracoles ingredientes caseros

Receta de caracoles a la Andaluza

1
¡Manos a la obra! En primer paso es lavar muy bien los caracoles, a mí personalmente me gustan lavarlos en una red que suelen prepararlos en el mercado, hay que lavarlos tantas veces sea necesario hasta que el agua nos quede limpia, para mí el mejor lugar para su limpieza es en el fregadero, si tenemos dos senos mejor que mejor así vamos lavándolos de uno al otro añadiendo agua limpia, no utilizo sal (es una costumbre) además que he comprobado que cuesta menos trabajo que salgan casi todos y es un reto no encontrarse ninguno dentro y no utilizar los palillos… jejeje.

lavar-caracoles

2
En una cacerola amplia los colocamos con agua hasta que veamos que los cubra y los dejamos tapados unos treinta minutos para que gaiteen antes de ponerlos al fuego. Una vez que pase este tiempo, los colocamos a fuego mínimo hasta que el agua esté bien caliente y veamos que están todos fueras.
3
Se apartan y se dejan reposar para que suelten todas sus impurezas, al menos treinta minutos. Con esta receta tenemos que tener un poquito de paciencia pero merece la pena cuando en casa nos gusta tanto, ahora mientras tanto preparamos el caldo y la salsa, la cual voy a detallar en los siguientes apartados.

¿Como preparar el caldo para los caracoles?

1
Pues muy fácil, en una olla colocamos agua abundante según la cantidad que vayamos a cocer, ahora ponemos a calentar con una muñequilla donde introduciremos las especias (la muñequilla es un trozo de tela o una gasa donde introducimos las especias molidas y las atamos con un hilo grueso para que nos de sabor y no oscurezca el caldo) añadimos las dos cabezas de ajos enteras, la cebolla, cayenas a gusto de pique y sal generosamente.
2
Es importante que estén sabrosos, pues a hervir hasta que como decía mi madre… los ajos y la cebolla estén tiernas, era su medida y también la mía, :D.

¿Como preparar la salsa picante de los caracoles?

1
Para elaborar la salsa, primero echamos en una sarten un buen chorreón de aceite de oliva (unos 125 ml) para sofreír los ajos laminados, echamos la harina sofriéndola, el comino y por último el pimentón, apartamos para que no se nos queme y a continuación añadimos el vino, una pastilla de caldo y ponemos a calentar a fuego medio unos veinte minutos cuidando que no se nos pegue, si hace falta se le añade un poquito de agua y reservamos.
2
Volvemos a los caracoles, una vez que hayan reposado, le tiramos el agua hasta dejarlos bien escurridos y los introducimos en el caldo que hemos preparado anteriormente, los ponemos a fuego medio-alto y tenemos que espumar hasta que veamos que estén limpios (unos 30 minutos aproximadamente), luego añadimos un buen manojo de hierbabuena, probamos de sal y pique hasta dejarlos a nuestro gusto.
3
La segunda parte que es en salsa es muy sencilla, añadimos a la salsa la mitad de los caracoles escurridos y el caldo que queramos según la textura que nos guste, le añadimos la salsa de tomate y a fuego medio unos diez minutos … ¡ya están listos!

Los caracoles necesitan reposar antes de degustarlos con el fin de que cojan todo su sabor, es un consejo que os doy. Amig@s parece complicado pero solo es un poquito de paciencia y ganas de hacerlos, seguro que os gustará, espero que me lo comentéis. ¡Un saludo!.

2 Comentarios

  1. Macarena 1 año ago
  2. Toñi 5 meses ago

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies